Se encuentra usted aquí

Los alumnos de ésta y cualquier facultad de Pedagogía, donde se forman a los futuros profesores deben exigir que sus formadores tengan como mínimo cinco año de experiencia docente en las aulas de Educación Infantil, Primaria, Secundaria o Bachiller. He sido tutor durante muchos años de alumnos de prácticas de Magisterio y esta necesidad la puedo constatar de forma evidente. Es necesario reivindicar un año de prácticas docentes pagadas (así se hacía con los Maestros de la República, y también con el plan 1967) Urge crear, igualmente, un cuerpo de profesores-tutores de prácticas, compuesto por los que acrediten de forma bien regulada, experiencia, preparación y vocación, para que participen en sus centros, a pie de obra y debidamente incentivados, en la formación del futuro profesorado, sin abandonar las aulas. Sin eso no puede ponerse en pie ninguna reforma educativa. La clave del éxito del MIR español, en el ámbito de la Medicina está en el nivel de exigencia para los futuros médicos. Con el profesorado eso debe ser igual.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.