Se encuentra usted aquí

Enviado el 26-12-2014
Compartir

Los datos oficiales de la Universidad de Sevilla confirman que la dramática situación económica de las familias como consecuencia de la crisis hace mella en el estudiantado. Tampoco ha contribuido a paliar este escenario las políticas desplegadas por las administraciones. Por ello, en los dos últimos años, los estudiantes de la Universidad de Sevilla han perdido 14 millones de euros por el cambio en la política de concesión de becas del Ministerio; por lo que, son más de 27.000 los estudiantes de la Universidad de Sevilla que se han acogido al pago fraccionado de la matrícula en cinco plazos; y, más de 6.000 estudiantes de la Universidad de Sevilla han optado a 2.122 becas (el triple de demanda que de oferta) del plan propio.

 Esta Defensoría no es ajena a esta realidad y por eso, ante las peticiones de amparo que ha recibido en relación a las normas de anulación de matrícula, ha elevado al Rectorado una sugerencia a fin de evitar perjuicios económicos graves a estudiantes que se vean abocados a anular su matrícula académica. En dicha sugerencia, y tras cotejar las normativas de otras universidades andaluzas, la Defensoría defiende que es de justicia establecer en la normativa de la Universidad de Sevilla una fecha límite para la presentación de solicitudes de anulación de matrícula para asignaturas anuales y cuatrimestrales. Además, y de manera excepcional, la Defensoría entiende que el Rectorado tendría que atender anulaciones de matrícula fuera de estos periodos siempre y cuando haya causas debidamente acreditadas y las asignaturas no hayan sido evaluadas.

Del mismo modo, la Defensoría sostiene en su sugerencia al Rectorado que cuando concurran causas graves de fuerza mayor podría acordarse, a propuesta del Sr. Rector o persona en quien delegue, la devolución total o parcial de las tasas abonadas.

Por último, la Defensora entiende que si el estudiante que pide la anulación de la matrícula pertenece a un grado con límite de admisión se le debería reservar la plaza para el siguiente curso académico y de tal manera que su anulación no supondría un recargo de la matrícula en el curso siguiente.

La Defensoría espera la respuesta del Rectorado a esta sugerencia. En cuanto la recibimos, os mantendremos a todos informados.

Categoría:

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.